17/10/19


Si eres un millennial, eres más que una generación digital hiperconectada: eres un factor clave para la economía, particularmente en lo relacionado con el desarrollo inmobiliario pues este mercado se está adaptando a tu forma de vida y necesidades de vivienda. Una de las cosas que tiene clara la industria de la vivienda es que, entre tus planes, no está vivir siempre con tus padres o roomies.


Para que te des una idea, la Cámara Nacional de la Industria de Desarrollo y Promoción de Vivienda prevé invertir en un promedio de 21 mil inmuebles en 2019. Esto representa una inversión de 10 mil 500 millones de pesos.

El objetivo de estos proyectos eres tú. “El millennial es el futuro de los inmobiliarios, hoy en día la apuesta es este mercado. El 40% de la vivienda que estamos vendiendo es para ellos que buscan vivir cerca de sus lugares de trabajo, en zonas céntricas donde cubran sus principales necesidades a pie. Mientras la generación X y los baby boomers salieron de las ciudades para establecerse en la periferia, los millennial son el regreso a ellas”, afirma Leopoldo Hirschhorn, director general de grupo HIR y miembro de la Asociación de Desarrolladores Inmobiliarios.


Hirschhorn considera que los jóvenes empiezan a entender que el crédito no es una codependencia, sino una inversión a futuro que les dará plusvalía. “Un crédito Infonavit es una excelente opción de compra para adquirir casa o departamento por arriba del millón de pesos; y eso se puede combinar con un crédito hipotecario. La realidad es que actualmente no hay una sola fórmula, sino diversas opciones de financiamiento con bancos que tienen tasas muy competitivas”.

Por otra parte, datos de la Comisión Nacional de Vivienda de 2017 arrojan que quienes adquieren una vivienda -de preferencia nueva- contratan un crédito con Infonavit dadas las ventajas que ofrece por encima de Fovissste, Sociedad Hipotecaria y/o bancos. Los datos más recientes de ese instituto señalan que seis de cada diez hipotecas otorgadas han sido para menores de 30 años; y que éstos las contrataron por un promedio de veinte años con tasas de interés atractivas que satisfacen sus necesidades económicas. Pero hay otro que te puede interesar: la mayoría de ellos encontró la casa que buscaba por internet.




Las opciones para que dejes de rentar y compres tu casa están sobre la mesa y más allá de morir en el intento, puedes sacar importantes ventajas para tu estilo de vida y economía personal.

Fuente: nacion321.com